Abriendo una nueva línea de trabajo en Las que habitan la cultura que se estructura en torno a la memoria, la Historia y las mujeres, se nos plantea la investigación y acción que establezca la relación entre el espacio público (ciudad) como parte del desarrollo identitario tanto de manera individual (autopercepción) como colectivo (comunidad), planteamos el proyecto “La narración de la memoria” como un proyecto participativo de fotografía y memoria en el que se propone escuchar, conocer y (re)interpretar el espacio público y la ciudad, a partir de las vivencias y memoria de las mujeres que habitan Palencia.

A través de la investigación, comunicación y la acción fotográfica buscamos rescatar historias de mujeres que han sido invisibilizadas del espacio público. Historias que cuando se suman, evidencian la importancia que han tenido todas ellas en la configuración de la ciudad y que, como decimos, el mandato hegemónico ha silenciado y olvidado.

Estas fotografías y narraciones nos están permitiendo conocer otra ciudad y comprender que si el espacio público es tradicionalmente el lugar donde se expresa el poder hegemónico, también podemos entenderlo como el lugar donde se expresa la excepción a la norma. De esta forma, este proyecto abre la posibilidad de cambiar los roles y de performar el género en la ciudad. Podemos decir, parafraseando a de Beauvoir (1999), que uno no “nace mujer”, sino que se “hace mujer” en la calle y en la plaza y a la vista de todos, muchas veces entrando en conflicto con las reglas de ese espacio de poder.

Con “La narración de la memoria”, planteamos rescatar las historias cotidianas de algunas de las mujeres que configuran la ciudad para generar un relato que subvierte los silencios de la memoria tanto individual como colectiva. El proyecto nos está permitiendo encontrar aquellos espacios negados históricamente a las mujeres, identificar aquellos espacios silenciados y olvidados por una historia diseñada desde una mirada androcéntrica, así como localizar y narrar esos espacios tradicionalmente vinculados al género femenino.

Así, valiéndonos de las fotografías antiguas, los álbumes familiares, cartas, diarios, archivos históricos, etc, y de la propia experiencia, buscamos que las mujeres puedan tener la oportunidad de narrarse a sí mismas, de narrar su propia historia para compartirla, recuperarla y visibilizarla. Se trata de generar un proyecto de experimentación, participación e investigación sobre las posibilidades de la memoria colectiva, las memorias particulares, de los recuerdos y el olvido de las mujeres que habitan la ciudad.

La finalidad es que estas memorias formen parte de la memoria colectiva, que las mujeres palentinas del presente tomen su propia voz y la de sus abuelas, bisabuelas y antepasadas e insertarlas en la historia de nuestra ciudad y de sus gentes. La idea no es hacer una historia paralela a partir de incorporar las creaciones de las mujeres a la narrativa existente, sino cuestionar a quien se ve como sujeto de la Historia. Todo ello pasa por reposicionar nuestra mirada, cuestionar el canon dado. Porque ese canon patriarcal y androcéntrico se ha convertido en un techo de cristal blindado que limita las posibilidades de imaginar una sociedad igualitaria y que nos hace interiorizar que a las mujeres sólo se nos está permitido avanzar hasta determinadas cotas.

En el desarrollo del proyecto buscamos crear un relato tanto individual como colectivo que se desarrolle en espacios clave en la ciudad, considerados estos por su importancia en el tejido social de la ciudad de Palencia y de las mujeres, espacios como la Plaza de Abastos, el Salón, la Huerta Guadián, la Calle Mayor, la Estatua de la Mujer Palentina, Teatro Principal, Cine Ortega, los distintos barrios (El Cristo, San Juanillo, Pan i Guindas o La Puebla), etc, y otros que vayan surgiendo a lo largo del desarrollo del proyecto.